Proyecto: Centro de Promoción en Sololá

Proyecto de Cooperación, 2017

Nombre completo:Funcionamiento del Centro de Promoción y Desarrollo Rural de MAIZCA en Sololá

Fecha: 1 enero 2017 al 31 diciembre 2017.

Sector: Gestión, Formación y Promoción de Comunidades Campesinas

FinanciaciónAyuntamiento de Córdoba y fondos propios de MAIZCA

Este proyecto es un programa de intervención permanente, que permitirá a la población de los 3 municipios que integran la mancomunidad Tzolojya (Sololá, Santa Lucía Utatlán y San José Chacayá) la identificación, gestión, ejecución, evaluación y asesoría en actividades y proyectos que promuevan su desarrollo integral.

El funcionamiento del Centro se desarrolla en tres ejes básicos:

Eje de promoción de la Mujer:

Brindar herramientas que fortalezcan la organización de mujeres a nivel comunitario y que genere condiciones de igualdad de género, a través de capacitaciones, asesoramiento, alfabetización básica, fortalecimiento de capacidades de mujeres líderes y grupos de mujeres en espacios de toma de decisiones, incluyendo pequeños proyectos que generen procesos de crecimimiento económico integral.

Eje de Asesoría y Capacitación:

Desde hace 8 años el Centro de Promoción y Desarrollo Rural ha sido objeto de continuas solicitadas de apoyo para asistir a distintos grupos comunitarios organizados en producción agropecuaria, medioambiente y agricultura sostenible y otras capacitaciones y formación demandadas.

Eje de Gestión, Ejecución y Evaluación de Proyectos:

A consecuencia de la labor de asesoría se detectan proyectos fruto de las necesidades priorizadas por las comunidades, proyectos a los que se pretende dar respuesta y buscar financiación para su ejecución. Se intenta apoyar proyectos de alto impacto en las distintas comunidades de los municipios en donde MAIZCA tiene presencia

Fotografias:

  • 1 y 2 .Capacitaciones del Centro de promoción rural
  • 3.-Capacitación sobre semilleros en terreno a demanda de comunidades

Todavia puedes colaborar

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

%

Este proyecto se esta ejecutando

  • Total de financiacion conseguida (22.100) 100%
  • Aportación Maizca 39%
  • Aportación Diputación de Córdoba 43%
  • Comunidades Locales 18%

¿Quieres colaborar con el Centro de Capacitación Rural?

Ubicación del Proyecto: Mancomunidad Tzolojya (Sololá, Santa Lucía Utatlán y San José Chacayá)

Sololá

Sololá

Santa Lucía Utatlán

Santa Lucía Utatlán

San José Chacayá

San José Chacayá

Aplicación de la Perspectiva de Género

 

Desde el inicio del trabajo con proyectos productivos, se han definido los grupos de mujeres como colectivos meta para propiciar la participación en la definición del problema, formulación de la estrategia y elaboración de los objetivos, de este proyecto, así como los otros proyectos base de Parcelas Sostenibles. La implicación de las mujeres es fundamental y estratégica dada su responsabilidad en la alimentación familiar y su vinculación cotidiana con la comercialización de productos alimenticios derivados de las siembras y manejo de animales de traspatio.


Las mujeres tienen menos probabilidades de tener un trabajo pagado y realizan tres de cada cuatro horas de trabajo no remunerado en el mundo, según el informe Índice de Desarrollo Humano (IDH), elaborado por el Programa de Naciones Unidas para los Desarrollos (PNUD).Estos datos refuerzan la importancia de promover y apoyar un proyecto en el que las mujeres obtendrán las hortalizas y granos necesarios para el consumo familiar y podrán vender los excedentes, permitiéndoles acceso a su propia economía. Con los proyectos de Parcelas Grupales Sostenibles, antecedente inmediato de este proyecto, las mujeres además de hacerse cargo de labores del hogar, han aprendido a utilizar los pequeños espacios productivos de la casa, instalando pequeños huertos y pequeñas instalaciones para animales, las cuales construyen con recursos locales; de esta manera, mas mujeres han demostrado tener toda la capacidad necesaria para producir y apoyar la economía familiar.

Actualmente las mujeres comunitarias, a diferencia de años pasados van obteniendo respaldo y apoyo del esposo, para proponer y establecer sus cultivos, algunas mujeres se reservan un espacio en el huerto familiar para implementar otras opciones de alimento manejadas de manera natural y orgánica para el consumo familiar, creando de cierta manera, independencia en el uso de los terrenos familiares

Es de suma importancia reconocer que el Departamento de Sololá aún guarda mucha cultura y tradiciones, por lo que las mujeres también se dedican a la elaboración de piezas de artesanía y vestimenta local, pero esto no es un impedimento para que muchas mujeres demuestren el interés y deseo de ir al campo y ratificar que la agricultura ha sido una práctica ancestral importante y fundamental que ha perdurado a lo largo de muchas generaciones y que en la actualidad sigue siendo un medio de vida para los pueblos del altiplano Guatemalteco.

Con la implementación de este proyecto, se incentiva el incremento de la participación de las mujeres y la implicación en trabajos grupales que beneficien de manera directa la alimentación y salud de sus familias, estas acciones no solo promoverán el involucramiento de las mujeres en procesos productivos sostenibles, sino que serán un reto de liderazgo y motivación para que mejoren sus sistemas de vida. El trabajar proyectos productivos agrícolas es sin duda una estrategia aceptable, tanto  para hombres como para mujeres, imprescindible para adoptar otras formas de producción, despertará el interés de las mujeres organizadas y promoverá el apoyo de sus esposos y familiares cercanos para involucrarse en los procesos de trabajo y formación para un manejo adecuado de la parcela, situación que será replicada o multiplicada a grupos y personas cercanas, a través del intercambio de experiencias y conocimientos en la parcela como fuera de ella, en centro de reunión como mercados, municipalidades, escuelas, situación que creará impacto multiplicador comunitario y municipal.

En cuanto a la toma de decisiones, serán los grupos de mujeres, Escuelas Campesinas y Estudiantes, quienes decidirán qué tipo de especies hortícolas, medicinales, frutales, forestales, ornamentales y forrajeras serán establecidas en sus parcelas ó Escuelas Campesinas, así como el fortalecimiento de los sistemas pecuarios de traspatio, que según su experiencia, conocimiento del clima y cultura de consumo de los diferentes productos locales, son los adecuados para fortalecer la alimentación familiar y de consumo local.

Financiado por:

Mancomunidad Tzolojya