Memoria 2020

En el año 2020 hemos aprendido que solo a través de la solidaridad podemos evolucionar como seres humanos. La vulnerabilidad ante esta pandemia nos impulsó a colaborar para seguir adelante.

La situación fue difícil en España y aún más en Guatemala. En Maizca tuvimos la oportunidad de utilizar nuestros recursos creativos para continuar el trabajo, así como nuestro compromiso, aquí y allá. No fue fácil, la situación de confinamiento de cada comunidad nos dificultó realizar algunas actividades como la entrega de animales de corral, plantines para huertos de traspatio y algunas otras. Sin  embargo, se realizaron la mayoría de las actividades programadas, con un ritmo más dilatado en el tiempo de los proyectos.